La Provincia
Estás viendo: España Comunidades Galtzaraborda

Ver Provincia de Santa Catalina. Dominicas de la Anunciata en un mapa más grande

Comunidad de Galtzaraborda

Pequeña comunidad inserta en la vida del barrio con diferentes actividades pastorales en el ámbito parroquial y social
El Parque, 3 – 3º Izda, GALTZARABORDA - Rentería (Guipúzcoa) Apdo. 20100
Tlf.: 943 518 381

Contactar con la comunidad

Intentamos hacer una pequeña reseña de nuestra comunidad con el fin de ir compartiendo un poco lo que la vida, el Evangelio y diversos documentos de la Iglesia y de la Congregación nos han ido descubriendo a lo largo de estos años.

Nuestro trabajo en el barrio y en la parroquia ha tenido que ser siempre compartido con nuestro trabajo en el instituto y en el colegio, pero siempre ha sido para nosotras muy importante estar presentes con lo que somos en medio de la vida. Y es verdad que, entre unas cosas y otras, ha habido dentro de nosotras una síntesis interesante entre fe y vida, consagración y entrega, pobres y sufrimiento, justicia y servicio.
Cuando se opta por un estilo de vida apostólica comprometida con el entorno y solidaria con los que más están sufriendo en nuestra realidad, hemos de ser muy conscientes de que eso lleva consigo un cambio de ritmo y de estilo en la forma (que no en el fondo) de vivir nuestra espiritualidad que no debe asustar a nadie. Por experiencia propia creemos que este es el primer paso sobre el que debemos reflexionar, dar, aclarar, comentar… En este estilo de vida hay que rezar personal y comunitariamente (… y mucho), compartir, hablar, estar juntas en casa, estudiar… igual que en cualquier otro estilo de vida. El asunto es que no puede ser igual que si vives en un colegio y allí mismo trabajas.

Hemos ido poco a poco, pero cada vez un poco más allá, comprometiéndonos con el evangelio y con la vida, con Jesús y con la gente. Es para nosotras muy importante vivir uniendo y unificando continuamente nuestra fe y nuestra vida diaria, nuestra fe y nuestra realidad religiosa, social y política. Y al decir NUESTRA, estamos hablando de nuestra comunidad de Dominicas, de nuestra comunidad parroquial, de nuestro barrio y de nuestro pueblo. No hemos ido dando pasos solas. Los hemos ido dando con la gente de nuestros grupos y de nuestro barrio, a la luz del evangelio y de lo que la vida nos ha ido poniendo delante de las narices. No siempre, por supuesto, acertando al cien por cien, pero sí siempre con el deseo claro de acompañar, solidarizarnos, ponernos en camino, rectificando y, en todo momento, sabiendo que es Dios quien va con nosotros.

¿Cómo proyectamos esto? Estando presentes en un montón de realidades donde la gente sufre, está sola, es injustamente tratada, está enferma o le falta ilusión por la vida. Nosotras casi nunca hemos “creado” algo nuevo. Siempre colaboramos en red con otros grupos y plataformas, con algo que ya está. Euskal Herria es un pueblo vivo, con fuerza, donde hay mil iniciativas de todo tipo y condición. Nosotras no necesitamos crear una plataforma contra la crisis, porque ya la hay. Nosotras nos unimos con gente de la Parroquia o del barrio, estamos, apoyamos y aportamos. Entre unas cuantas Parroquias hemos organizado una Casa de acogida para emigrantes, exdrogadictos, expresos… Nosotras estamos allí, no como responsables, estamos como presencia, acompañamiento… nosotras vamos a la cárcel porque estamos en la pastoral carcelaria de la zona… Bueno, pues así en todo. En los grupos de la parroquia ya es un poco distinto: depende más de nosotras.

Desgraciadamente, sitios y lugares hay todos los que se quieran y más porque la situación de sufrimiento, insolidaridad e injusticia es la cara fea de nuestro mundo. Sólo hace falta sentir dentro la injusticia humana y querer colaborar un poco en la construcción del Reino.
En casa, para todo esto, siempre ha habido un apoyo, un respeto grande de unas para con las decisiones de las otras. Siempre lo hablamos, lo compartimos, aunque no siempre todas hagamos lo mismo. Porque lógicamente cada una tiene su criterio, su razón para estar en un sitio o en otro. Lo que sí hay es una SINTONÍA porque lo que nos une es lo mismo. Indudablemente la fuerza de cada una se apoya en la fuerza de las otras.

No sabemos si es importante hacer un recuento de dónde estamos y lo que hacemos. Siempre hemos sido muy cautelosas en eso ¿demasiado? Puede ser. Creemos que los sitios para comprometerse no se buscan, si vives en la realidad estás en ellos y, en esos sitios, descubres que puede ser importante tu presencia. En la oración, en el evangelio, en nuestra vocación de Dominicas está la razón de nuestras decisiones. En este momento de la historia estamos presentes:

  • En el mundo de la enseñanza y la educación.
  • En toda la marcha de nuestra comunidad Parroquial.
  • En la pastoral social: cáritas, cárcel, enfermos.
  • En la catequesis de adultos y formación de monitores
  • En plataformas que trabajan denunciando la situación creada por la crisis.
  • En apoyo a familiares de presos políticos
  • En una casa de acogida a emigrantes, alcohólicos y gente que, al salir de cárcel, no tiene a dónde ir.
  • En la asociación de vecinos
  • En alfabetización de adultos.
  • En el mundo del euskera
  • En Comunidades Populares de Euskal Herria.

Nuestra comunidad cristiana no es muy numerosa, pequeña si la comparamos con el barrio donde estamos, pero es viva. Hay un grupo de padres/madres jóvenes que llevan delante todo el asunto de catequesis, ludoteca, tiempo libre y que están disponibles para todo. El grupo de adultos lleva muchos años implicado en la marcha de la comunidad y no se echa atrás para nada. Nuestras celebraciones, fiestas, salidas, y comidas son espacios donde compartimos nuestra vida y nuestra fe, con alegría y cariño. Caminamos con ilusión queriendo ser de verdad la comunidad de Jesús en Galtzaraborda.

Si te ha gustado
compártelo
en facebook
Compartir
en twitter
en tuenti
en otras redes y páginas
Compartir
Contactar:Teléfono: 985 244 207
Contacta con nosotras
Realizada por: