La Provincia
Estás viendo: España Comunidades Sama

Ver Provincia de Santa Catalina. Dominicas de la Anunciata en un mapa más grande

Comunidad de Sama de Langreo

Comunidad con misión educativa
Avda. de la Constitución, 65, SAMA (Asturias), 33900
Tlf.: 985 692 348
Fax: 985 674 315

Ver página web

Contactar con la comunidad

 "Esta fundación hizo época por ser la primera establecida en la zona minera asturiana,
donde las Hermanas estaban llamadas a ejercer un apostolado maravilloso".

1897: Llegada de las hermanas dominicas de la Anunciata

Coincide la llegada de las Hermanas con un momento de expansión y esplendor bajo el mandato municipal de Don Antonio María Dorado, que dotó al Municipio y, en concreto a Sama, de la realización de proyectos urbanísticos y el equipamiento de diversos servicios: las traídas del agua y alcantarillado, el alumbrado público, las comunicaciones alámbricas, los nuevos cementerios, las primeras instalaciones sanitarias y asistenciales, las escuelas graduadas y de enseñanza profesional, el matadero y los mercados cubiertos, los parques públicos, el teatro y los cafés.

Paralelamente a este desarrollo y crecimiento se producía un enfriamiento en las costumbres familiares, sociales y religiosas en el Valle del Nalón; situación esta que preocupaba a los sacerdotes de la época. Así lo puso de manifiesto el Capellán de los Sres. Sarri, Don Marcelino González, al Padre Lesmes Alcalde O.P. en una conversación mantenida entre ambos.

Veían conveniente la presencia de Religiosas de enseñanza en la capital del Concejo. El Padre Lesmes, que conocía a fondo la labor pedagógica de las hermanas Dominicas de la Anunciata, se las recomendó eficazmente.

Don Marcelino, deseoso de ver realizado cuanto antes este sueño se lo comunicó al Párroco Don Juan Álvarez y a Dña. Asunción de la Torre, quienes le prometieron su apoyo moral y material. Una vez gestionado con el Alcalde se expuso el proyecto al Sr. Obispo de Oviedo, Fray Ramón Martínez Vigil, Dominico, que lo aprobó.

Presentada la idea a la Madre Concepción Vila, Priora General, alegó no disponer de Hermanas y que el Obispo de la Diócesis donde estaba enclavada la Casa Madre, no consentía en nuevas fundaciones, por considerarlas desfavorables a la formación de las novicias y recién profesas.

Ante esta dificultad Don Marcelino y Don Juan se presentaron al Obispo de Oviedo exponiéndole el caso. Este, en nombre propio, solicitó al Prelado de Vic la Fundación, quien presentó el informe a la Madre General que dejó en libertad al Consejo Generalicio para que decidieran. El Consejo, por ser la tercera fundación fuera de Cataluña y la primera en Asturias a la que consideraban muy lejos de las demás, puso las siguientes condiciones:

  • Buscar casa para las Hermanas y encargarse del alquiler.
  • Pagar el viaje a las Hermanas que fuesen a fundar el Colegio.
  • Dar una peseta diaria a cada Hermana destinada a la fundación hasta que el Colegio tuviese vida propia.
  • Amueblar la casa antes de instalarse definitivamente en ella.

Alquilada la casa en la Plaza Schulz, nº 12, se comunicó a la Madre General que ya podía mandar algunas Hermanas para preparar lo conveniente a la instalación definitiva. Fueron pues asignadas a Sama: La Madre Josefa Oller y las Hermanas Bienvenida Prats, Emilia Furest y María Sanchis, que llegaron el 14 de Mayo de 1897, acompañadas de la Rvda. Madre. Presentación Deu, Consultora General, siendo recibidas en la estación por el Rvdo. Párroco Don Juan Álvarez y Dña. Asunción de la Torre. Después de breve descanso en casa de esta señora fueron acompañadas a la casa destinada para Colegio, la que estaba perfectamente amueblada y provista de todo.

El 29 de Mayo se celebró la inauguración y apertura del Colegio con la presencia del Obispo de Oviedo y numerosas personas de todas las clases sociales. Después de varios discursos, el Sr. Alcalde se felicitó de que, en el ejercicio de su cargo, se estableciese en la capital del Ayuntamiento un Colegio dirigido por Religiosas. Prometió su apoyo oficial y particular del que realmente guardaron indeleble recuerdo las primeras Hermanas.

El día 1 de Julio se abrieron las clases y fue notable la asistencia de niñas. El 11 del mismo mes se incorporaron, para completar el personal docente, las Hermanas Soledad Molas, Enriqueta Puigvert y Encarnación Marés.

Trabajó incansablemente la Comunidad de Sama para obtener de la “Sociedad Duro Felguera” la dirección del Hospital de Heridos que ésta tenía en proyecto abrir. Comunicaron su deseo a la Sociedad y fue Don Juan Rubiera, Director de la misma, quien aceptó su ofrecimiento. De este modo, en Febrero de 1915, se funda en Sama el Sanatorio Adaro, encargándose del mismo las Hermanas Dolores Ayats (priora), Rosario Torrens, Josefa Agulló y Pilar Farré.

En 1921 comenzaron las gestiones para la construcción de una Casa en propiedad.

El día 2 de Agosto de 1922 tuvo lugar la colocación de la primera piedra en el edificio que iba a construirse propiedad de la Congregación. Celebró la santa Misa, cantada por el coro del Colegio en el Oratorio de las Hermanas, El Rvdo. Padre Fray Albino G. Reigada O.P.
Se terminó el edificio en Abril de 1924 y el día 23 del mismo inauguraron la Casa con todo esplendor.

Tiempos difíciles: la guerra civil

De improviso les cogió el estallido del Movimiento. Las Hermanas del Sanatorio Adaro solicitaron del Comité la ayuda de las del Colegio, pues era excesivo el trabajo que sobre ellas pesaba, recargadas por el gran número de heridos que en las refriegas caían y cuya asistencia se había encargado a las Religiosas. Los mismos del Comité se presentaron en el Colegio y bajo su custodia fueron trasladadas todas al Hospital. La mayor parte de las Hermanas quedaron hasta la liberación.

Sama tiene la gracia de celebrar y agradecer que en ella tuviera lugar el gran acontecimiento del 1er Milagro del Padre Coll en diciembre de 1958.

Nuevos tiempos de reformas y ampliación

En los años siguientes las Hermanas Dominicas, con el espíritu emprendedor que las caracteriza y el deseo de seguir anunciando el mensaje de salvación a todos, especialmente a la niñez y juventud, continuaron desarrollando su labor educativa y apostólica con sentido de presencia y de servicio en el pueblo de Sama.

Durante estos años no escatimaron esfuerzos en ponerse al día y realizar las reformas que posibilitaron la mejora y atención a la población escolar.

En el curso 1956-57 amplían la enseñanza Primaria con el Bachillerato Elemental, para ello reformaron pisos, añadieron laboratorio y biblioteca.

El 28 de Enero de 1964 fue inaugurada la parte nueva por el párroco Don Dimas Camporro.

En 1973 se erigió una Junta Gestora con el fin de poner en marcha la Asociación de Padres de Alumnos y confeccionar los Estatutos de la misma. El 23 de Abril se constituyó en asamblea general la Junta Directiva, siendo el primer presidente D. José Martín García.

La historia más reciente

Durante el curso 1978-79 se promueven las reuniones entre padres y profesores por cursos, con el fin de caminar juntos en la tarea formativa y de dar a conocer el IDEARIO DEL CENTRO. Se intensifica la formación permanente de profesores y padres, así como las convivencias y apertura entre padres, profesores y religiosas.

En este curso 1978-79 ya hay en nuestras aulas niños y niñas. Siguiendo el modelo de la "coeducación" el Colegio pasa a ser mixto. Había ya 16 aulas con los cursos duplicados y subvencionados al cien por cien.

A partir del curso 1986-87, por la Ley de Conciertos, las 16 unidades de E.G.B. del Centro, fueron concertadas.

Una reforma considerable del Colegio tiene lugar con la implantación de la LOGSE en el curso 1997-98, que coincide con la celebración del Centenario. En el verano se realizan las obras de remodelación según los requisitos exigidos para aprobación de la Educación Secundaria Obligatoria.

En Septiembre del mismo año ya empezaron a utilizarse con normalidad todas las aulas y demás dependencias del centro, después de una obra rápida y de muchos esfuerzos.

Nuestro Colegio sigue trabajando para mejorar día a día, afrontando los retos del siglo XXI con energía y mucha ilusión.
Desde su llegada a Sama en el año 1897, las Hermanas Dominicas no han cesado en el empeño y entusiasmo por la promoción y educación de la juventud.

Acompañaron al pueblo en los sucesos históricos y sociales que durante el siglo XX fueron sucediéndose: industrialización, bienestar, progreso, revolución, guerras, reconversión, paros... atendiendo a la población escolar según las necesidades del momento. Han mantenido siempre unas relaciones cordiales, respetuosas y tolerantes con las distintas Instituciones, Entidades y Autoridades de la zona.

Durante más de 100 años de historia viva, muchas fueron las personas que se relacionaron con nuestro Centro, profesores, familias, entidades, alumnos, exalumnos... y que guardan de él un cariñoso recuerdo.

En el año 2009 pasamos a formar parte de la Fundación Educativa Francisco Coll.

Si te ha gustado
compártelo
en facebook
Compartir
en twitter
en tuenti
en otras redes y páginas
Compartir
Contactar:Teléfono: 985 244 207
Contacta con nosotras
Realizada por: